La electrodeposición es una tecnología muy importante, debido a que permite recubrir materiales baratos y muy accesibles con capas de diferentes metales.

No sólo se aplica para obtener mejores propiedades, su uso se extiende a múltiples aplicaciones, en las cuales, de otra manera, resultaría muy costoso alcanzar estos objetivos, como protección contra la corrosión, mejora de las propiedades mecánicas y acabados estéticos (decoración).

Algunas de las aplicaciones más comunes del niquelado son las siguientes:

  • Protección a la corrosión; ya que las capas de níquel no son porosas, como en el caso del recubrimiento de herramientas.
  • Mejoramiento de las propiedades mecánicas; empleadas en combinación con otros metales, como el cromo. Una aplicación muy común en la industria automotriz, son las defensas para automóviles.
  • Recubrimientos decorativos; acabados exclusivamente estéticos, por ejemplo, en accesorios metálicos para baños y muchos otros artículos en el mercado.

Fuente: FELIPE DÍAZ DEL CASTILLO R.