Normas para el Trabajo en Laboratorios

Normas Genéricas

El personal de nueva incorporación debe ser inmediatamente informado sobre las normas de trabajo, plan de seguridad y emergencia del laboratorio, y características específicas de peligrosidad de los productos, instalaciones y operaciones de uso habitual en el laboratorio. Esta norma debe ampliarse también a los investigadores visitantes y personal contratado eventual de todos los estamentos.

A continuación se dan una serie de recomendaciones, que deberían seguirse sistemáticamente en el laboratorio.

Hábitos personales y Vestimenta:

  • No se debe realizarse ninguna actividad sin autorización previa o no supervisada convenientemente.
  • Es preferible no trabajar nunca solo.
  • Se deberá llevar siempre la bata (bien abrochada) y los equipos de protección individual exigidos según el tipo de trabajo que se realice.
  • Se llevará el pelo siempre recogido. No se llevará pulseras, colgantes, mangas anchas, capuchas, bufandas, etc.
  • Utiliza calzado adecuado: no llevar sandalias u otro tipo de calzado que deje el pie al descubierto.
    Es recomendable utilizar pantalones largos y, en general, vestimenta que evite que las sustancias que puedan caer se introduzcan dentro del calzado o entren en contacto con la piel de las piernas o pies.
  • Se deben lavar las manos después de manipular muestras biológicas, cultivos microbiológicos, animales, al quitarse los guantes (ver recomendaciones de uso de guantes) y siempre al salir del laboratorio.
  • Las batas, guantes y otros EPI´S o vestimentas de laboratorio se deben retirar antes de acceder a zonas fuera del laboratorio.
  • Se debe retirar de la zona de trabajo cualquier material que no tenga relación con el mismo.
  • Está prohibido fumar, comer o beber en los laboratorios, así como otras prácticas que impliquen riesgo de ingestión o contacto de sustancias tóxicas o patógenos (masticar chicle, aplicar maquillaje, ponerse o quitarse lentes de contacto, etc.). En general, se debe evitar el contacto de las manos con boca u ojos mientras se esté en el laboratorio y antes de lavarse las manos.
  • Se debe evitar el contacto de las sustancias químicas, microorganismos, material de laboratorio, etc., con boca, piel y ojos.
  • Es recomendable emplear y almacenar sustancias inflamables en cantidades mínimas imprescindibles.
  • Los alimentos y bebidas NO deben guardarse en los frigoríficos del laboratorio.
  • Nunca se emplearán recipientes de laboratorio para contener bebidas o alimentos ni se ubicarán productos químicos en recipientes de productos alimenticios.
  • No recibir visitas ni realizar reuniones en el laboratorio: existen otras dependencias más adecuadas para estas actividades.
  • Es conveniente separar las actividades docentes de las de investigación. Si fuera necesario emplear algún equipo, no es conveniente que alumnos sin supervisión o grupos numerosos accedan a laboratorios especializados.
  • El trabajo o la visita a un laboratorio puede suponer un riesgo para las mujeres embarazadas y las personas inmunodeprimidas. Se debe informar de los riesgos que supone la actividad concreta que se realiza en el laboratorio.
  • Evitar llevar lentes de contacto.