El relleno sanitario se define como un lugar legalmente autorizado donde la basura municipal se deposita y clasifica para su posterior entierro.

El terreno de un relleno sanitario tiene que ser grande y se debe preparar antes de su utilización con el objeto de evitar filtraciones de contaminantes en la tierra.

Los pasos generales a seguir son los siguientes: Compactación del terreno, Colocación de liner de Polietileno de alta densidad; filtros de grava y capas de tierra. Cuando la vida de un relleno sanitario ha terminado, se rellena con filtro de grava, geotextil, liner de Polietileno de alta densidad, geotextil, filtro de grava, geotextil y por último, una capa de tierra.

Es el último paso que se debe considerar, y solo debe ser justificable cuando los anteriores (reciclaje térmico y reciclaje mecánico) hayan sido agotados.

Contenido energético de diferentes plásticos

contenido-enerjetico-plasticos